Donativos para salvar el traje lunar

Donativos para salvar el traje lunar

En 1969 el hombre pisó la Luna gracias a la misión Apolo XI que comandaba Neil Armstrong. Casi todo el mundo recordará con mayor nitidez la bota que dejó la huella sobre la superficie del satélite para la posteridad, pero el traje del astronauta constaba de muchas más partes, que poco a poco han sufrido un deterioro al que el instituto Smithsonian, que administra el Museo del Aire y del Espacio de Washington, está intentando poner remedio con una curiosa campaña de micromecenazgo o «Crowdfunding» llamada #RebootTheSuit. Así, la escafandra de Armstrong será restaurada coincidiendo con el 50 aniversario de la caminata lunar, gracias a que la campaña ha recaudado 719,777 dólares (628,026 euros), que se utilizarán no solo para evitar que la pieza se desintegre y recupere su esplendor en el color, las insignias de la NASA y sus válvulas azules y rojas (y repleta de polvo lunar), si no que además incluye la restauración la que llevó Alan Shepard, el primer estadounidense en viajar al espacio tras el viaje del ruso Yuri Gagarin. «Realmente no esperábamos que alcanzaríamos nuestra meta tan rápidamente», explicó Yoonhyung Lee, encargado de la filantropía digital en el Museo del Aire y del Espacio en una entrevista con la AFP. La encargada de su restauración, Lisa Young, aclaró que «la escafandra es muy frágil porque muchos de los materiales eran temporales, para ir a la Luna y volver, y su vida útil llegaba a su fin». El proceso durará unos tres años gracias a las aportaciones de 9.477 personas y se prevé que se podrán exponer ambos trajes completos en 2020 en el local del museo en la muestra «Destino Luna».

ARTÍCULOS RELACIONADOS
0 COMENTARIOS
Escribe tu comentario