Fassbender: «Esta película recupera el adn del “alien” original»

Fassbender: «Esta película recupera el adn del “alien” original»

La primera en la frente. Una compañera del grupo que formamos para entrevistarlo rompe el hielo y comenta una posible lectura de la película relacionada con los peligros del nazismo y los partidos extremistas. No podemos añadir datos para que nada trascienda. Michael Fassbender se ríe un poco, enmudece enseguida; vamos, no dice ni palabra, encoge los hombros y luego de unos segundos suelta: «Yo no lo veo en este filme». Fin de la historia, adiós. Y, por si no nos quedó claro, la mánager o acompañante o amiga o quien sea del actor añade que «sólo preguntas acerca de “Alien: Covenant”, por favor». O sin él. En el fondo, no le falta razón a la periodista, existe ese posible paralelismo, pero hay que seguir, que no tenemos tiempo para casi nada. La nueva entrega de la serie creada por Ridley Scott (y sexta, ora para adelante, ora para atrás, de la factoría) se estrena este viernes en España y ya circulan por internet un potosí de críticas a favor y en contra. Bien, suele pasar cuando el público espera la llegada de una superproducción, nunca mejor dicho, como agua de mayo. Y, en ella, Fassbender (con polo y pantalones oscuros, una piel magnífica y el pelo más claro que durante la última visita a Madrid, otro misterio) es de nuevo David, el demasiado humano y potencialmente peligrosísimo robot de «Prometheus» (2012), anterior cinta de la saga. Recordemos el argumento: finales del siglo XXI. Un grupo de científicos y exploradores emprende un viaje espacial de más de dos años hacia un remoto planeta recién descubierto, donde su capacidad física y mental será puesta a prueba nadie sabe hasta qué punto. El objetivo de la misión es encontrar respuesta al mayor de los misterios: el origen de la vida en la Tierra. Ahí viene «Covenant».

ARTÍCULOS RELACIONADOS
0 COMENTARIOS
Escribe tu comentario